Pitcher boricua Jorge López al partido de su vida contra Holanda

Posted Marzo 20, 2017 9:57 pm by

LOS ÁNGELES – Previo al inicio del Clásico Mundial de Béisbol 2017, Puerto Rico y Holanda eran ambos vistos como dos vertientes de una misma corriente: equipos con una sobreabundancia de talento entre sus jugadores de cuadro, pero con limitaciones en su cuerpo de lanzadores.

Con nombres como Francisco Lindor, Andrelton Simmons, Carlos Correa, Xander Bogaerts, Javier Báez y Jurickson Profar, los dirigentes Edwin Díaz y Hensley Meulens han tenido la flexibilidad de ser creativos en el posicionamiento en el diamante y en la alineación de bateo.

#TeamRubio inspira a todo Puerto Rico

La novena boricua ha demostrado su unión en el Clásico Mundial de Béisbol al teñirse el cabello de rubio. Prácticamente nadie se ha salvado de su dosis de peróxido, desde los peloteros, técnicos y encargados de la propiedad del equipo hasta los ejecutivos y entrenadores.

  • La fiesta, alegría, confianza e invicto boricuas invaden Los Ángeles

    La novena puertorriqueña arribó a la sede donde se define al nuevo campeón del Clásico Mundial de Beisbol y el manager Edwin Rodríguez afirma que su equipo está listo para pelear el título que se le escapó hace cuatro años.

  • Alomar trabajará con el talento joven de PR

    El retirado pelotero puertorriqueño, que ingresó al Salón de la Fama en 2011, será embajador en eventos e iniciativas de desarrollo en la isla, incluyendo clínicas y torneos para jóvenes.

  • No obstante, algo curioso ha sucedido con ambos equipos.

    Los pitchers de Puerto Rico se han combinado para lanzar 52 entradas y permitir sólo 13 carreras, para una espléndida efectividad promedio de 2.25. El equipo holandés ha tenido resultados similares, con su cuerpo de lanzadores combinándose para registrar una efectividad de 2.94 en 52 entradas en el Clásico.

    Sin ningún pitcher de renombre, 11 de los 15 lanzadores que Puerto Rico ha utilizado en este Clásico han permitido una carrera limpia o menos.

    El novato Seth Lugo es uno de sólo dos abridores con marca de 2-0 en el torneo, registrando una efectividad de 2.45 al permitir tres carreras limpias en 11 entradas, la mayor cantidad de innings lanzados por cualquier pitcher en el Clásico. El estadounidense Daniel Duffy ha sido el único otro abridor con dos victorias.

    Héctor Santiago también ha hecho una excelente labor en el cuerpo de pitcheo puertorriqueño, lanzando cinco entradas y un tercio en relevo y permitiendo una sola carrera limpia, para una efectividad de 1.69.

    Y aunque por el lado ofensivo han apoyado a ese brillante pitcheo con 51 carreras anotadas, el Jugador Más Valioso de la segunda ronda del torneo en San Diego, el receptor Yadier Molina, afirma que todo comienza con la labor que han hecho los lanzadores.

    “Los muchachos tienen deseos de pitchar bien y ejecutar, y eso es lo que están haciendo”, explicó el ocho veces Guante de Oro y cuatro veces Guante de Platino a ESPN Digital. “Vamos pitcheo por pitcheo, ellos no están pensando en la novena entrada, ellos están pensando en seguir el plan y lo han hecho muy bien”.

    El receptor de los Cardenales de San Luis agregó: “El talento que tienen es súper bueno y [los ayuda] la confianza que le hemos dado. [Los entrenadores de lanzadores] Ricky Bones y José Rosado han hecho tremendo trabajo con ellos dándole la confianza. Pienso que eso ha sido el éxito del equipo, el pitcheo.”

    El prospecto de los Milwaukee Brewers, Jorge López, tendrá a cargo intentar enviar al equipo puertorriqueño a la misma fase que llegó en 2013, el partido de campeonato.

    López se colocó entre los mejores 10 prospectos de los Cerveceros después de una excepcional campaña 2015, donde fue nombrado el Lanzador del Año en la Southern League. Eso le mereció a López un vertiginoso ascenso de Doble A a Triple A en 2016, pero fue una transición difícil para el derecho de 24 años, teniendo que regresar a Doble A en Biloxi para recuperar su confianza y mecánica.

    No obstante, López tuvo un exitoso desempeño en la Liga Invernal en Puerto Rico, donde lanzó 34 entradas y dos tercios con los Indios de Mayagüez y registró una excelente efectividad de 1.56, ponchando a 32 bateadores.

    Y aunque tuvo dos pésimas presentaciones en sus primeras dos apariciones con los Cerveceros en partidos primaverales de la Liga del Cactus en Arizona, permitiendo siete carreras limpias en sólo dos entradas y un tercio, ha sido un lanzador completamente distinto desde el inicio del Clásico Mundial de Béisbol.

    López ha acumulado una efectividad de 2.08 en cuatro entradas y un tercio, permitiendo una sola carrera limpia y 2 hits, y ahora tendrá la responsabilidad de intentar llevar a Puerto Rico al partido de campeonato, donde perdieron ante República Dominicana en 2013.

    “Es un orgullo”, dijo López a ESPN Digital sobre ser nombrado el abridor del juego del lunes contra Holanda. “[Es] un juego que va a ser súper importante para nosotros; es de vida o muerte. Hay que trabajar cada inning, cada pitcheo ejecutarlo y seguir con el plan de Yadier; me voy a enfocar en cada pitcheo que él me pida”

    “Es algo increíble [subir a la lomita de Dodger Stadium]. Nunca he tenido la oportunidad, esta es mi primera vez, y esperemos que sea una buena actuación para todos nosotros”, continuó López. “La presión siempre está [pero] cuando uno llega a la loma todo cambia. Y cada uno de los muchachos está bien emocionado y todos vamos a dar el cien por ciento”.