Jets Sirios bombardean Homs mientras morteros golpean Damasco

DAMASCO: Jets sirios bombardearon a las fuerzas rebeldes que intentan recuperar una zona disputada de la tercera ciudad de Homs el lunes, mientras proyectiles de mortero cayeron en un barrio de Damasco matando al menos a tres personas.

Distrito Kaldiyeh en Homs hoy

Al-Qaeda por su parte reivindicó el asesinato de 48 soldados del gobierno en el territorio iraquí la semana pasada.

En el frente diplomático, un alto funcionario de la oposición Siria se reunió con el canciller ruso, Sergei Lavrov, para apelar por Damasco, aliado clave de Moscú en ceder en su negativa a respaldar pide al Presidente Bashar al-Assad a dimitir.

Y en Bruselas, los ministros de Exteriores de la Unión Europea sostuvieron conversaciones con el enviado Lakhdar Brahimi sobre la manera de cesar un “terrible” conflicto a punto de entrar en su tercer año.

Los rebeldes lanzaron un asalto sorpresa en Baba Amr de Homs en la madrugada del domingo, con la esperanza de recuperar el devastado barrio que perdió ante las fuerzas de Assad el año pasado.

El régimen respondió con ataques aéreos y bombardeos, y envió refuerzos a la ciudad, que estaba “completamente cerrada”, dijo el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos.

Lucha duró toda la noche, con más ataques aéreos en la mañana del lunes.

“El ejército va a toda costa dar caza a los rebeldes, incluso si se destruye el barrio”, dijo el jefe del Observatorio de Rami Abdel Rahman.

“El régimen no puede permitir que se queden … porque el barrio de Baba Amr se conoce como un símbolo (anti-régimen) en los medios de comunicación internacionales”.

Progubernamental diario Al-Watan dijo que “el ejército frustró un intento de infiltrarse en Baba Amr … causando una enorme pérdida de vidas humanas y armas a los grupos armados”, que, según dijo, incluido el yihadista Al-Nusra frontal.

Tropas del Régimen incautaron Baba Amr de los rebeldes poco más de un año después de un sangriento asedio de un mes de duración que dejó al barrio en ruinas y se cobró cientos de vidas, incluyendo las de dos periodistas extranjeros.

Al menos 43 personas murieron el lunes en la violencia en todo el país, según el Observatorio, entre ellos una mujer y sus cuatro hijos en la región oriental de Deir Ezzor, así como de los rebeldes 21.

Los rebeldes lanzaron ataques de mortero en la capital, con tres civiles muertos y otros 28 heridos en un barrio del sur de Damasco, informó la prensa estatal.

“Un proyectil de mortero disparado por terroristas cayó detrás de una tienda en Duwaliya camino, matando a tres civiles e hiriendo a otras 28 personas”, dijo la agencia de noticias SANA. Otro proyectil se estrelló contra vecino distrito de Bab Sharqi causando más víctimas.

Otras cuatro personas resultaron heridas en un ataque contra el recinto deportivo Tishrin en el centro de la ciudad durante un partido de fútbol, ​​un manager deportivo hay a la AFP.

En Ginebra, una comisión de las Naciones Unidas de Investigación sobre Siria pidió el acceso directo al Consejo de Seguridad de la ONU para hacer el caso para referir los crímenes cometidos en el país devastado por la guerra a la Corte Penal Internacional.

Dijo que el régimen de Siria parece estar utilizando milicias para llevar a cabo asesinatos masivos a veces sectarios.

Al-Qaeda grupo de cabeza del Estado Islámico de Irak, por su parte, dijo en un comunicado en foros yihadistas que llevó a cabo un ataque contra un convoy en el oeste de Irak que mató a 48 soldados sirios y nueve guardias iraquíes.

Los soldados, que estaban heridos y recibieron tratamiento en Irak, eran transportados a través de la provincia occidental de Anbar en su camino de regreso a Siria cuando el ataque tuvo lugar el 4 de marzo, según el Ministerio de Defensa iraquí.

Bagdad ha evitado unirse a las convocatorias de la salida de Assad, y dijo que se opone a armar a ambos lados e instando a poner fin a la violencia que ha causado estragos en Siria durante los últimos dos años, dejando al menos 70.000 muertos.

En el frente diplomático, Haytham Mana del Comité de Coordinación Nacional para el Cambio Democrático – un grupo anti-Assad tolerado por el régimen, ya que se opone al levantamiento armado – dijo que pensaba que el camino hacia la paz en Siria corrió a través de Moscú.

“Siempre hemos dicho que una solución política pacífica pasa por Moscú”, dijo Lavrov Maná.

“Una solución militar está siendo aplicado en el suelo. Pero la mayoría predominante de los sirios están convencidos de que una solución política es deseable, que nos va a salvar, y que tiene una posibilidad real”.

Rusia ha vetado tres resoluciones de la ONU que han castigado al régimen de Assad por la violencia y ha dicho que ve a presión para que renuncie como una interferencia extranjera indebida.

Comments

comments

Deja un comentario